miércoles, 2 de septiembre de 2020

Cavidad oral del recién nacido - Características

Odontopediatria

El recién nacido presenta detalles estructurales orales propios de la edad donde el labio superior presenta en su porción media el llamado apoyo de succión con múltiples proyecciones que tienden a aumentar de volumen cuando están en contacto con el pecho materno, esta área sirve de contacto durante el amamantamiento, está más desarrollada en niños de menor edad y que maman el pecho materno.

En la porción interna y media del labio superior existe el frenillo labial que, en más del 50% de los recién nacidos une el labio superior a la papila constituyendo el llamado frenillo labial persistente que favorece el amamantamiento afirmando más el labio superior. Lateralmente están los frenillos o brida laterales que auxilian la fijación del labio en el maxilar.

Enlaces Patrocinados

Internamente, los rodetes gingivales se encuentran recubiertos en toda su extensión por el tercio gingival, por vestibular está adherido al frenillo labial y a las bridas laterales; y por palatino está el paladar con la bóveda, la papila palatina y las rugosidades palatinas por delante, en la porción media y posterior el rafe palatino medio, más atrás está la transición del paladar duro con el blando siendo este último más rojizo.

En la transición del paladar con el rodete está el surco alveolar interno desde la línea media hasta la región molar donde cruza el rodete y sigue oblicuo hacia vestibular. Más atrás del rodete se puede notar después del surco oblicuo alveolar interno el llamado pliegue palatino transitorio.

Odontopediatria


La relación entre los rodetes superior protruido y el inferior retruido ocurre con una discrepancia media de 5-6 mm. Los valores mayores predicen un desarrollo pobre de la mandíbula y excesivo para el maxilar, que en casos extremos puede llegar a más de un centímetro y en otros no existir diferencia entre el superior y el inferior, en estos casos hay una tendencia a desarrollar una clase III en el futuro.

El labio inferior; en la línea media está el frenillo labial inferior uniendo la porción interna del labio al tercio gingival, y lateralmente las bridas que son menos desarrolladas que del arco superior. En el arco inferior después del frenillo y las bridas también por lingual existe el piso y el frenillo lingual, el surco alveolar interno con una transición oblicua.

En ambos rodetes superior e inferior, sobre la región de los incisivos y caninos existe un cordón fibroso de Robín y Magitot que está bien desarrollado en el recién nacido el cual después va desapareciendo siendo un factor indicativo del momento de erupción cuando ocurre la desaparición parcial o total del cordón fibroso.

En la región anterior y vestibular de los rodetes se notan los segmentos verticales que coinciden con la presencia de los gérmenes de los incisivos y caninos por lo tanto se presenta lobulado.

Fuente: PATOLOGÍA ORAL DEL RECIÉN NACIDO / Ventiades J. y Col.

También te puede interesar :
Importancia de la alimentación en el crecimiento, desarrollo y establecimiento de las funciones oclusales
Manejo odontológico de pacientes pediátricos oncológicos
¿Es necesario extraer "las muelas del juicio" antes de un tratamiento de ortodoncia?

Enlaces Patrocinados