Mostrando entradas con la etiqueta Artículo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Artículo. Mostrar todas las entradas

viernes, 2 de octubre de 2020

¿Qué sucede si no te retiras las muelas del juicio?

Muela del juicio

La muela del juicio (tercera molar o cordal) aparece a partir de los 18 años, es la ultima pieza dental por aparecer y genera mucha incomodidad y temor. El dolor que genera su erupción es el que motiva la visita a la consulta dental.

Las terceras molares pueden erupcionar total o parcialmente, por lo general mal posicionadas, pero también pueden mantenerse intra óseas, esto quiere decir que no son visibles clínicamente.

Enlaces Patrocinados
La extracción de las cordales evitan muchos problemas, ya que pueden generar algunas patologías como: caries, quistes, gingivitis o periodontitis. Compartimos un detallado artículo que nos explica cuales son todas las enfermedades que nos genera si no nos extraemos esta temida molar.

Cirugía Bucal


LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


Fuente: https://www.excelsior.com.mx/nacional/muelas-del-juicio-podrian-causar-estas-enfermedades/1407422

También te puede interesar :
Alteración bucal del recién nacido: ¿Qué son las Perlas de Epstein?
¿Cómo se retira un torus mandibular? - Paso a paso
¿Cómo convivir con una persona contagiada de Covid-19?

jueves, 24 de septiembre de 2020

Alteración bucal del recién nacido: Quistes Gingivales y del rafe medio palatino (Perlas de Epstein, Nódulos de Bohn, y Quistes de Lámina Central)

Quistes

En ocasiones, se diagnostican incorrectamente como dientes natales unas lesiones de color blanco o grisáceo que se observan en la mucosa del recién nacido y que,por lo general, son múltiples, si bien no aumentan de tamaño. No está indicado ningún tratamiento; desaparecen de forma espontánea al cabo de pocas semanas.

CLASIFICACIÓN: Fromm observó y clasificó los tres tipos de quistes de inclusión siguientes:

1. Las perlas de Epstein, a lo largo del rafe palatino medio, se consideran restos de tejido epitelial que quedan atrapados en esa zona a medida que el feto se desarrolla. Suelen aparecer en la parte posterior del rafe palatino.

Enlaces Patrocinados
2. Los nódulos de Bohn se forman a lo largo de las caras bucal y lingual de las crestas dentales y en el paladar, lejos del rafe, en la unión del paladar duro y el paladar blando. Su origen parece ser remanentes embrionarios de tejido glandular mucoso y, desde el punto de vista histológico, son distintos a las perlas de Epstein.

3. Los quistes de la lámina dental se localizan en las crestas dentales del maxilar superior y de la mandíbula. Al parecer, tienen su origen en restos de la lámina dental.

Ortopedia Maxilar


FRECUENCIA DE APARICIÓN

Según Friend, los tres tipos son más frecuentes en niños de raza blanca que en los de raza negra. Y, entre los 3 tipos, la frecuencia de los quistes en la zona palatina (58%) era mayor que la de los quistes localizados en el reborde alveolar (25%).

Los siguientes autores realizaron un estudio en fetos humanos, para determinar la frecuencia de aparición de los microqueratoquistes durante el desarrollo de la mucosa oral.

° Microqueratoquistes: En los fetos estudiados (entre las 8 y 22 semanas de embarazo), el primer hallazgo se encontró en un feto de 9 a 10 semanas. El número aumentó en proporción directa con la edad, desde 1 (en un feto de 10 a 11 semanas) hasta 190 (en un feto de 21 a 22 semanas), existiendo una gran variabilidad individual.

En los fetos más jóvenes (de 14 a 15 semanas) los quistes eran pequeños y estaban rellenos, al menos en parte, de abundante glicógeno y células.

Según aumentaba la edad del feto, y comenzando alrededor de las 18 semanas, la pared de los quistes se ensanchaba y, como consecuencia, las células se aplanaban perdiendo su núcleo.

Estos quistes, con frecuencia, estaban formados por una pared muy similar, sino idéntica al epitelio de la cavidad oral. Ocasionalmente, se encontró una fusión de la pared del quiste con el epitelio oral, con la consecuente entrada en dicho epitelio.

° Restos epiteliales en el rafe medio palatino: Se observaron en fetos de 8 a 12 semanas de vida: Estos restos se encontraban confinados en la región del paladar duro, estaban ausentes, en la mayoría de los casos, del paladar blando. El pico de frecuencia se encontró en las 10 a 11 semanas de vida.

° Microqueratoquistes discretos en el rafe palatino medio: Comenzaban aparecer a las 10 u 11 semanas de vida de los fetos. El número aumentaba proporcionalmente a la edad del feto, pero nunca excedía el número de 20.

Al igual que en el caso anterior, todos los quistes se encontraron en la región del paladar duro. En comparación con los quistes derivados de la lámina dental, éstos eran de mayor tamaño, de formación

° Herrero, Mónica & Pozo, Paloma & Barbería, Elena. (2002). Lesiones orales en el recién nacido. Acta de odontología pediátrica. 10. 35-45.

También te puede interesar :
Importancia de la alimentación en el crecimiento, desarrollo y establecimiento de las funciones oclusales
¿Qué es deglución atípica? - Revisión de la literatura
¿Qué es la ortopedia maxilar? ¿Cuál es su importancia en los niños?

Alteración bucal del recién nacido: ¿Qué son las Perlas de Epstein?

Perlas de Epstein

La mayoría de los neonatos presentan quistes en la cavidad bucal, los cuales se caracterizan por ser de color blanco-amarillento y de base sésil de 1-4 mm de diámetro, siendo éstos superficiales.

Dependiendo de su localización se han denominado perlas de Epstein (localizados en la línea media palatina) o nódulos de Bohn (localizados en los rebordes alveolares); tomando en cuenta que los epónimos han caído en desuso, estas entidades han sido reclasificadas.

Enlaces Patrocinados

Las perlas de epstein, conocidos también como quistes gingivales, son remanentes de las estructuras epiteliales embrionarias; éstos se desarrollan después del cuarto mes in utero durante el desarrollo de los órganos dentarios, localizándose exclusivamente en los rebordes alveolares, ya que se desarrollan a partir de los restos epiteliales de la lámina dentaria.

Embriología


Existe algún tratamiento? Las perlas de epstein no requieren tratamiento, ya que desaparecen a las pocas semanas de nacido (1 o 2 semanas aproximadamente). La presencia de estos quistes no ponen en peligro la vida ni la salud del bebé, tampoco es signo de alguna otra enfermedad y no son dolorosas, así que no debe haber alguna preocupación.

También te puede interesar :
¿Hay relación entre el dolor de cabeza y la maloclusión?
Manual de Ortopedia Funcional y Ortodoncia Interceptiva
Coronas estéticas en odontopediatría. ¿Cuáles son?

martes, 8 de septiembre de 2020

Embriología de la cavidad bucal (Formación boca, lengua y faringe)

Embriología

La característica más típica del desarrollo embriológico de la cabeza y el cuello es la formación de los arcos branquiales. Estos arcos aparecen durante la cuarta y la quinta semana del desarrollo intrauterino y contribuyen en gran medida al aspecto externo característico del embrión.

Los arcos faríngeos o branquiales están formados por un núcleo central de tejido mesenquimal, cubierto en su lado externo por ectodermo superficial y revestido en su interior por epitelio de origen endodérmico.

Cada arco está limitado por las correspondientes hendiduras branquiales, por fuera, y bolsas faríngeas, por dentro. Cada uno de ellos posee su propia arteria, nervio, elemento muscular y elemento esquelético (cartílago o hueso) propio.

Enlaces Patrocinados
A. Del primer arco branquial o mandibular derivan los músculos de la masticación (temporal, masetero y pterigoideos), el vientre anterior del digástrico, el milohioideo, el músculo del martillo y el periestafilino externo. De este primer arco también se origina la lengua. Aparece a las 4 semanas en forma de dos protuberancias linguales laterales y una prominencia medial. (tubérculo impar).

Un tercer abultamiento medial, formado por la porción posterior del cuarto arco señala el desarrollo de la epiglotis. Por detrás se forma el orificio laríngeo. Las protuberancias linguales laterales se fusionan entre sí formando los 2/3 anteriores del cuerpo de la lengua que están separadas del tercio posterior por la V lingual o surcoterminal en cuyo vértice encontramos el agujero ciego. La porción posterior tiene su origen en el segundo, tercer y parte del cuarto arco faríngeo.

Odontogénesis


La inervación sensitiva de la lengua viene dada por el glosofaríngeo. La porción posterior de la lengua y la epiglotis están inervadas por el nervio laríngeo superior y los músculos de la lengua están inervados por el N hipogloso. La rama cuerda del tímpano del facial da inervación para el gusto a los 2/3 anteriores de la lengua. La inervación del resto de los músculos del primer arco llega por la rama mandibular (3ª rama) del trigémino.

B. El segundo arco branquial o hioideo da origen al músculo del estribo, al estilohioideo, al vientre posterior del digástrico, al músculo auricular y a los músculos de la expresión facial. Todos estos músculos están inervados por el nervio facial, nervio correspondiente al segundo arco. El tejido, inicialmente cartilaginoso, del segundo y del tercer arco conformará el hueso hioides.

C. Del tercer arco branquial derivan el músculo estilofaríngeo y posiblemente los constrictores superiores, inervados por el glosofaríngeo, nervio del tercer arco.

D. Los músculos del cuarto arco (cricotiroideo, periestafilino interno y constrictores) están inervados por la rama laríngea superior del vago, nervio del cuarto arco. Sin embargo los músculos intrínsecos de la laringe reciben inervación de la rama laríngea recurrente del vago, que es el nervio del sexto arco.

E. El revestimiento epitelial de la segunda bolsa faríngea forma el primordio de la amígdala palatina y entre el tercer y el quinto mes se produce la infiltración gradual de tejido linfático en ella. Una porción de la bolsa no desaparece y se encuentra en el adulto constituyendo la fosita tonsilar, amigdalina o fosita de Rossenmüller.

F. De las cuatro hendiduras branquiales ectoblásticas, solamente una permanece en el adulto y origina el conducto auditivo externo. En algunos casos persisten vestigios de hendiduras que originan fístulas y/o quistes branquiales. En estas circunstancias, el seno cervical en el que confluyen las hendiduras, comunica con la luz de la faringe por un pequeño conducto, que suele desembocar en la región amigdalina.

La fístula indica la rotura de la membrana que separa la segunda hendidura y la segunda bolsa faríngea en algún momento del desarrollo. Si existe desembocadura cutánea suele estar en el borde anterior del M esternocleidomastoideo.

G. El primordio de la glándula tiroides aparece en forma de proliferación epitelial hacia la tercera semana de vida embrionaria en el agujero ciego de la lengua, para descender posteriormente por la región anterior del cuello como divertículo bilobulado, en íntimo contacto con el hueso hioides, hasta su localización definitiva en la región anterior de la tráquea, hacia la séptima semana.

Durante la migración, la glándula sigue unida a la legua por medio del conducto tirogloso. La persistencia en el adulto de dicho conducto dará lugar a quistes en la región cervical anterior. También podemos hallar, como vestigio del canal faringo-hipofisario que conformará el lóbulo anterior de la hipófisis, el llamado divertículo de Rathke.

H. El esbozo de la lengua aparece en embriones de cuatro semanas en el campo mesobranquial situado por delante y por detrás del esbozo tiroideo. La porción situada por delante del esbozo tiroideo se corresponde con la part e ventral del primer arco faríngeo, que dará origen a los dos tercios anteriores de la lengua.

Su inervación sensitiva corre a cargo del trigémino, nervio del primer arco. La base de la lengua se originará a partir del tercer, cuarto y segundo arco, según la importancia de su proliferación. La inervación sensitiva de la raíz lingual depende principalmente del glosofaríngeo, nervio del tercer arco.

En el espesor de la lengua se introducen mioblastos provenientes de los tres primeros somitas occipitales para dar origen a los músculos intrínsecos de la lengua, lo que explica su inervación motora por el nervio hipogloso.

° Capítulo 67 EMBRIOLOGÍA Y ANATOMÍA DE LA CAVIDAD ORAL Y FARINGE B. Molina Montes, L. Montes de Oca Fernández, F. J. Gamboa Mutuberría Hospital Universitario Príncipe de Asturias. Alcalá de Henares. Madrid

También te puede interesar :
¿Por qué el dolor de muelas aumenta por la noche?
¿Cómo limpiar las encías del bebé lactante?
¿Qué es deglución atípica? - Revisión de la literatura

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Cavidad oral del recién nacido - Características

Odontopediatria

El recién nacido presenta detalles estructurales orales propios de la edad donde el labio superior presenta en su porción media el llamado apoyo de succión con múltiples proyecciones que tienden a aumentar de volumen cuando están en contacto con el pecho materno, esta área sirve de contacto durante el amamantamiento, está más desarrollada en niños de menor edad y que maman el pecho materno.

En la porción interna y media del labio superior existe el frenillo labial que, en más del 50% de los recién nacidos une el labio superior a la papila constituyendo el llamado frenillo labial persistente que favorece el amamantamiento afirmando más el labio superior. Lateralmente están los frenillos o brida laterales que auxilian la fijación del labio en el maxilar.

Enlaces Patrocinados

Internamente, los rodetes gingivales se encuentran recubiertos en toda su extensión por el tercio gingival, por vestibular está adherido al frenillo labial y a las bridas laterales; y por palatino está el paladar con la bóveda, la papila palatina y las rugosidades palatinas por delante, en la porción media y posterior el rafe palatino medio, más atrás está la transición del paladar duro con el blando siendo este último más rojizo.

En la transición del paladar con el rodete está el surco alveolar interno desde la línea media hasta la región molar donde cruza el rodete y sigue oblicuo hacia vestibular. Más atrás del rodete se puede notar después del surco oblicuo alveolar interno el llamado pliegue palatino transitorio.

Odontopediatria


La relación entre los rodetes superior protruido y el inferior retruido ocurre con una discrepancia media de 5-6 mm. Los valores mayores predicen un desarrollo pobre de la mandíbula y excesivo para el maxilar, que en casos extremos puede llegar a más de un centímetro y en otros no existir diferencia entre el superior y el inferior, en estos casos hay una tendencia a desarrollar una clase III en el futuro.

El labio inferior; en la línea media está el frenillo labial inferior uniendo la porción interna del labio al tercio gingival, y lateralmente las bridas que son menos desarrolladas que del arco superior. En el arco inferior después del frenillo y las bridas también por lingual existe el piso y el frenillo lingual, el surco alveolar interno con una transición oblicua.

En ambos rodetes superior e inferior, sobre la región de los incisivos y caninos existe un cordón fibroso de Robín y Magitot que está bien desarrollado en el recién nacido el cual después va desapareciendo siendo un factor indicativo del momento de erupción cuando ocurre la desaparición parcial o total del cordón fibroso.

En la región anterior y vestibular de los rodetes se notan los segmentos verticales que coinciden con la presencia de los gérmenes de los incisivos y caninos por lo tanto se presenta lobulado.

Fuente: PATOLOGÍA ORAL DEL RECIÉN NACIDO / Ventiades J. y Col.

También te puede interesar :
Importancia de la alimentación en el crecimiento, desarrollo y establecimiento de las funciones oclusales
Manejo odontológico de pacientes pediátricos oncológicos
¿Es necesario extraer "las muelas del juicio" antes de un tratamiento de ortodoncia?